Este contenido es del año 2009. Si te interesa el estado actual de la fotografía, puedes leer este post:

La fotografía y la inteligencia artificial

Que puedo hacer con una foto?

Los modos tradicionales de utilizar la fotografía han cambiado. En un principio, el daguerrotipo, original de cámara y dispositivo de observación a la vez, podía ser visto sólo por una persona, en un acto casi íntimo.

La técnica del negativo-positivo permitió ampliar el círculo de espectadores, y la reproducción fotomecánica en libros y revistas llevó a cada hogar imágenes que de otro modo jamás hubieran sido vistas. Estos sistemas permanecieron más o menos estables hasta la irrupción de la fotografía digital, que hizo literalmente explotar la cantidad de gente que puede ver una foto, y las cosas que pueden hacerse con la fotografía.

Se trata de un fenómeno basado en la cantidad? Hay mejores fotografías? Hay otra fotografía?



Un lugar llamado Flickr

George Oates, diseñadora y cofundadora de Flickr, informa que ya hay en los servidores de la empresa, propiedad de Yahoo! más de 1.400 millones de fotos, cifra que seguramente será superada cuando usted lea estas líneas, porque se suben allí más de 4.500 fotos por minuto.

«Es como si la quinta parte de la humanidad hubiera subido una imagen…» dice Oates, en una deformación de las estadísticas que, sin embargo, nos hace reflexionar acerca del enorme volumen de estas redes de intercambio.

Que es Flickr? Es un sitio para compartir y administrar imágenes on-line, que permite subir fotos, organizarlas, compartirlas, geo-posicionarlas y también crear «cosas» del mundo real tales como álbumes fotográficos, impresiones de gran tamaño, calendarios, tarjetas postales, y estampillas. También es una plataforma para mantenerse en contacto con otras personas que hacen las mismas actividades, por ejemplo, subir fotos a la web en forma instantánea desde el teléfono celular.

Quizás el destino actual de la fotografía esté unido a su publicación en la web. Nadie tomará una fotografía sin intención directa o indirecta de mostrarla on-line, ya sea en forma pública o privada.

Los fotologs y los sitios tales como MySpace son otra expresión del mismo fenómeno.

Por cuanto tiempo estarán guardados esos millones de fotos en los servidores que rodean al mundo? Quizás por el tiempo que sus dueños crean suficiente para la buena marcha de sus negocios, o mientras la electricidad, la sangre invisible de los sistemas digitales, siga fluyendo a través de los cables. No nos olvidemos que la electricidad depende del agua, del petróleo y de la energía atómica. La fotografía, desde el punto de vista de su permanencia, se parece cada vez mas a la radiodifusión o, para no ser tan antiguos, a la televisión.

Los soportes digitales, incluída la propia internet, son altamente volátiles. La impresión física de las fotos aparece así como el único modo seguro para conservar fotografías con miras al futuro. Sin embargo, nuestra relación con las copias cambió para siempre.

Alternativas en los sistemas de impresión

El sobre de papel conteniendo 36 fotos y sus correspondientes negativos ya forma parte de la historia.

El copiado sobre papel se ha resignificado. En lugar de ser un proceso básico, integral e ineludible para la producción de la imagen fotográfica, hoy es una instancia opcional de archivo y exhibición. Ya no necesitamos entrar a una casa de fotografía o mojarnos las manos con revelador y fijador para ver nuestras fotos.

Nuestra relación con las copia es ahora diferente. Copiamos la imagen luego de verla, no para verla. Copiamos lo que queremos conservar dándole una materialidad mayor que la de un archivo digital. Los comportamientos relativos al copiado cambian, y con ellas toda la estructura del mundo fotográfico.

En ese contexto aparecen diferentes opciones.

Los nuevos sistemas de impresión basados en pigmentos aplicados por inyección de tinta nos ofrecen imágenes en color con altísima estabilidad en el tiempo, que superan en ese aspecto y quizás en otros a los métodos tradicionales.

Sabemos también que la mayoría de los sistemas de impresión digital incluyen sistemas de mejora de las imágenes a través de los programas que los controlan. De este modo, hoy es posible obtener copias grandes sin problemas. Recordemos que una ampliación a 70 x 100 cm de un negativo 35 mm era una proeza inusual, en tanto que hoy podemos obtener una buena copia de ese tamaño empleando una cámara de menos de 1000 dólares. Vivimos en un mundo “gigantográfico”. Tengo la impresión que hace 20 o 30 años, el promedio del tamaño de fotografías que veíamos era menor que el actual.

La variedad de los soportes también es enorme. Además del papel cromogénico tradicional, hoy podemos imprimir sobre cualquier superficie. Lonas, maderas, plásticos, son susceptibles de ser tratados en diferentes tipos de plotter.

En el caso de impresiones artísticas de alta calidad se pueden usar como sustrato de impresión los papeles de fibra de la marca Hahnemuehle.

En cuanto a la impresión termal, se ha convertido en la alternativa para los comercios y los fotógrafos profesionales que necesitan entregar fotografías urgentes, sin depender de un minilab digital. Se emplean en la fotografía de eventos, donde pueden entregarse copias durante su transcurso. En los negocios fotográficos, el kiosko digital puede trabajar junto con una impresora termal o como estación de pedidos funcionando en conjunto con un minilab digital

Finalmente, cualquier fotografía puede convertirse en una postal, una remera o inclusive en una taza. Sólo es necesario seleccionar el proveedor adecuado y enviarle la foto por internet.

Libros fotográficos

Las editoriales tradicionales de libros de texto y novelas están incluyendo en su oferta la impresión por demanda, es decir, la impresión de ejemplares “de a uno” en sistemas de impresión que entregan el libro terminado en menos de cinco minutos. En Argentina el servicio ya está disponible para publicaciones fuera de stock (material).

La impresión de libros fotográficos también se inscribe en esa tendencia del mercado a producir bienes “casi a medida”. A través de diferentes sistemas de impresión y encuadernación podemos crear un verdadero objeto de lujo a partir de nuestras fotografías, agregando valor a los trabajos profesionales y abriendo nuevos rumbos para la tarea del fotógrafo profesional y el artista fotográfico.

Aquí la fotografía se cruza con el diseño y la actividad editorial sin perder por eso su carácter artesanal.

Sistemas de visualización electrónica.

Los modos de visualización de las fotografías van cambiando y mirar las fotos en el televisor de LCD o de Plasma será una tendencia en alza. Hasta el momento, la opción posible era conectar la cámara fotográfica al televisor a través de una salida de video analógico a través de un cable RCA, con la previsible baja calidad.
Las nuevas cámaras fotográficas y los televisores planos contarán ahora con la nueva interfaz digital HDMI ó HD1080, que permite la comunicación digital entre ambos dispositivos con una calidad de 1080 x 1920 puntos.

Es importante destacar que estos televisores cuentan con el sistema de escaneado progresivo, un proceso que elimina el habitual entrelazado del monitor, brindando aumento en la estabilidad y calidad de la imagen.
Quizás estos medios condicionen a su vez la necesidad de cámaras digitales de mayor calidad. Una cosa es ver fotografías en un monitor de computadora de 600 x 800 pixeles y otra hacerlo en un dispositivo HD.

Los Marcos Digitales o Photo Frames son dispositivos de exhibición, de un tamaño aproximado de 7 pulgadas/22 cm , con una ranura para tarjetas, un puerto USB, y una memoria propia. Permiten que tengamos en el escritorio o el living un conjunto de fotos

Video

Una fotografía también puede ser el punto de partida para un video que pueda verse a través de un reproductor DVD, subirse a redes como Youtube o a nuestra propia web.

A través de programas como Adobe Premiere podemos compilar secuencias de fotografías, asignando a cada foto una duración, transiciones, sonidos, títulos y efectos especiales. Como el tamaño de imagen que produce una cámara digital de buena calidad es mayor que el formato final de un fotograma de video, podremos hacer panorámicas o zooms dentro de las mismas fotos. Se trata de un formato de entrega y archivo alternativo. Hay comercios fotográficos y laboratorios que están dando al público el servicio de conversión de videos de cinta VHS a DVD. El servicio es fácil de implementar y se arma sobre una PC con un hardware dedicado a esta función. Tampoco debemos olvidar que la mayoría de las cámaras fotográficas compactas graba video. Cada vez mejor.

Fotografía científica, forense y biométrica

La fotografía científica amplió su campo de acción a partir de la digitalización. La adición de metadatos a la toma, como la fecha, la hora y eventualmente la posición obtenida mediante un navegador satelital pone al alcance de organizaciones o individuos recursos que hasta hace poco estaban reservados a grandes presupuestos.

Las cámaras digitales profesionales en conjunto con Photoshop permiten realizar tareas de colorimetría bastante exactas, reemplazando en ciertos casos a un colorímetro de laboratorio o permitiendo tareas de campo antes imposibles de realizar, por ejemplo, obtener los valores de color Lab de una planta viva en un sembrado.

La fotografía forense y los sistemas judiciales también han ampliado su registro con el impacto digital, multiplicando por supuesto el debate. En primer término, legisladores y jueces en todo el mundo tratan de establecer normas acerca de la autenticidad de la fotografía digital en el marco de los respectivos sistemas de legislación. Desde el punto de vista fotográfico, una de las perspectivas mas importantes es el uso de los archivos RAW, que incorporan metadatos tales como el número de serie de la cámara, la hora y la fecha, y no pueden ser modificados en una computadora. La otra es el uso de sistemas de autentificación provistos por fabricantes como Canon, y Epson, que incorporan el uso de algoritmos HASH, verificando al bajar las fotos un código numérico que introducido en el momento de la toma para asegurar que la fotografía no ha sufrido alteraciones.

Lexar ha desarrollado el sistema Lock Tight para ser usado en conjunto con las cámaras Nikon profesionales, que permite encriptar los datos en el momento de la grabación del archivo en la cámara, para después desencriptarlos al ingresar las fotos a la computadora.

Finalmente, la biométrica consiste en el proceso de identificar a una persona a través de sus características físicas únicas en un sistema de identificación digital. Una aplicación elemental de la biométrica son cámaras que tienen la capacidad de detección de rostros para optimizar la exposición. El próximo paso quizás sea la detección de gestos, es decir, de rostros sonrientes. Sabemos que es posible. Solo es cuestión de esperar un poco. Imaginen simplemente una función de bloqueo de caras tristes!

En determinados casos se pueden emplear técnicas biométricas para la encontrar patrones de rostro en conjuntos de imágenes fotográficas o secuencias de video, como por ejemplo en los sistemas de vigilancia usados actualmente en estadios de fútbol y aeropuertos. Personalmente siento un pequeño escalofrío cuando comprendo lo que puede hacerse con la biométrica y con los sistemas de catalogación de bases de datos visuales aplicados a las personas. O lo que podría hacer un gobierno no democrático con la biométrica.

Educación

Los medios de comunicación de masas han desarrollado una generación de niños y jóvenes que incorporaron y aprendieron muchos conceptos básicos de su existencia a través de imágenes. A través de los fotologs, y de los celulares con cámara esta generación empieza a dialogar entre sí, a narrarse y a comunicarse con un alto índice de participación. Sin embargo los sistemas educativos tradicionales parecen no haberse dado cuenta de esto. Quizás sería una buena idea integrar esta escritura basada imágenes a la educación. En ver de creer que “Una laptop por alumno” puede ser un proyecto real sería interesante ver que están haciendo los niños ahora con los teléfonos celulares. Hace pocos días hablé con una persona muy joven. En varios momentos de la conversación, recurrió a imágenes que tenía en su telefono celular para ilustrar la charla.

Aparecen nuevos métodos y nuevas maneras de hacer las cosas.

Una nueva generación de lectores y creadores de imágenes piensa con los ojos y está re-definiendo la fotografía. Jóvenes (…y niños) están desarrollando modos de comunicación basados en la producción y visualización de imágenes, en una situación en donde la “técnica fotográfica” no se antepone ni colisiona la creación, sino mas bien se vuelve transparente e invisible a través de la medición matricial, del automatismo, del autofoco, de los flashes dedicados y del Photoshop.

Tratemos de mirar el trabajo de personas no formadas en la fotografía tradicional, que incluso se resisten a ser llamados fotógrafos y que comenzaron a fotografiar en la niñez como Joey Lawrence, de 17 años, en la fotografía comercial y periodística, la argentina Flavia da Rin de 19 en el campo del arte y el chileno Jonathan Jacobsen de 17 en la expresión fotográfica de su introspección personal.

Nuevos límites

La próxima frontera es el empleo de la fotografía computacional, es decir la creación de imágenes perfectamente verosímiles a partir de capturas de la realidad parciales o redundantes. Así como damos forma a un discurso hablado o escrito a partir de conceptos captados en diferentes momentos y lugares, hemos comenzado a producir artefactos visuales tan reales como una fotografía analógica (¿?), a partir de diferentes «capturas».

En fotografía comercial y publicitaria ya es habitual componer la imagen a partir de fragmentos. En la fotografía periodística hemos asistido a casos como los del fotógrafo Brian Walski, cuyo fotomontaje de una foto de guerra ha sumado detractores y defensores, o Patrick Schneider que fue despojado de un premio periodístico por exceso de corrección de color.

Las ultimas versiones de Photoshop nos permiten «pintar con capturas» una escena, a la manera de los polaroids de David Hockney para que, a diferencia de él, podamos crear una imagen perfectamente verosímil y «real»

Otra de las cuestiones centrales es la manipulación de las enormes cantidades de imágenes que producimos a diario. ¿Cómo catalogar estas cantidades enormes de información? ¿Y cómo comprender el catálogo y darle un sentido?

Debemos asumir definitivamente que la fotografía es digital y que está basada en las matemáticas. Y que los números, sus combinaciones y posibilidades son infinitas.

Hacia donde va la fotografía? Sólo podemos intuirlo. Pero asistir a la marcha de su destino, y participar en él es maravilloso, una aventura que nos puede hablar también de lo que somos nosotros mismos.

Mariano Molinari
(Copyright Mariano Molinari)

———————————————————————————————

Pequeña Bibliografía

Paul Debevec Acquiring the Reflectance Field of a Human Face
Paul Debevec Post-production Facial Performance Relighting using Reflectance Transfer
Pedro Meyer En defensa del fotógrafo Patrick Schneider
Jie Yan; Shigong Shan; Wen Gao; Xilin Chen Individual 3D Face Synthesis Based on Orthogonal Photos and Speech-Driven Facial Animation
MIT Computer Science and Artificial Intelligence Laboratory Symposium on Computational Photography and Video
Andreas Wenger y otros Performance Relighting and Reflectance Transformation with
Time-Multiplexed Illumination

 


Informate sobre nuestros cursos de fotografía presenciales…

Informate sobre nuestros cursos de fotografía a distancia…

Curso OnLine de vision fotografica

Cursos de Fotografía OnLine

Aprende Fotografía estés donde estés y en tu horario preferido con los mejores profesores!

¿Cómo están compuestos los cursos de fotografía OnLine?

Los cursos online de MolinariPixel  están organizados en  lecciones. Cada lección cuenta con varias clases, integradas por  videos didácticos, cuestionarios interactivos  y un instructivo para realizar los trabajos prácticos.

¿Cómo es la dinámica?

Una vez comenzado el curso, podrás ingresar al aula en el horario de tu conveniencia y ver los videos todas las veces que quieras hasta que el curso finalice. Cada  semana tendrás acceso a una nueva lección, conservando el acceso a las anteriores lecciones.
Contarás con el seguimiento de  tu profesor  a quien le podrás hacer las consultas que necesites, y de quien obtendrás la devolución y corrección de todos tus trabajos. Además, el aula cuenta con áreas comunes donde docentes y alumnos están en contacto permanente.

¿Obtengo un certificado?

MolinariPixel te entregará un certificado al terminar el curso. Para obtenerlo, deberás entregar el 75% de los trabajos prácticos y aprobar el trabajo final del curso. El certificado se entrega en formato PDF por e-mail.

Para más información:

https://aula.molinaripixel.com.ar/

info@molinaripixel.com.ar – Teléfono (54-11) 4373-9814

0/5 (0 Reviews)