El Sistema Munsell en la práctica  digital – Parte ll

El Sistema Munsell en la práctica digital – Parte ll

El sistema de colores de Albert Munsell, que reseñamos en la nota  “El sistema de Munsell como herramienta fotográfica“, fue incorporado en las primeras versiones de Photoshop y sigue vigente. Hay dos aproximaciones al manejo de HSL (Hue, Saturation and Luminosity/ Tono Saturación y Luminosidad) mediante las herramientas digitales. Una es preventiva o constructiva, y la emplearemos en el momento de completar la creación de nuestra imagen en Lightroom o en el módulo Camera RAW de Photoshop. La otra es correctiva, y la aplicaremos en el caso de que editemos la imagen en Photoshop. La tendencia actual es hacer los ajustes de nuestras fotografías en Lightroom o en Camera RAW, dejando Photoshop sólo para los montajes, de forma que  analizaremos  la etapa constructiva en primer término. Trabajando en Lightroom o en Camera RAW En Lightroom, en el panel Revelar, en el menú de ajustes  Básicos, encontramos dos deslizadores bajo el título Presencia, denominados Intensidad y Saturación. También está aquí el ajuste Claridad. Pero como este ajuste no está orientado a controlar Tono y Saturación, lo dejaremos de lado en esta opportunidad. En el caso de que elijamos la solapa Revelado Rápido del panel Biblioteca, encontraremos sólo el ajuste de Intensidad, pero si presionamos la tecla Alt, este deslizador se transformará en ajuste de Saturación. En el módulo Camera RAW estos mismos ajustes están directamente  bajo la solapa Básico. ¿Cuál es la diferencia entre ajustar Intensidad y Saturación? Saturación aumenta o disminuye la saturación de todos los colores, mientras que Intensidad aumenta o disminuye la saturación de los colores poco saturados, dejando intactos los colores muy saturados. Esto es particularmente...
El Sistema Munsell como herramienta fotográfica

El Sistema Munsell como herramienta fotográfica

Cuando intentamos describir el  color de una imagen  pueden aparecer en nuestras descripciones fallas e interferencias. Las herramientas digitales de las que disponemos en la actualidad  son complejas, y aplicarlas sin un sistema de análisis previo de la imagen  no guarda relación con su capacidad. Existen muchas formas de describir el aspecto visual de un color. Una de  ellas puede ser recurrir a analogías verbales. Podemos decir que un color es “rosa viejo”, “verde inglés” o “marfil”. Pero si queremos ir  más allá de una situación poética, resulta difícil hacer una corrección de color a partir de estos datos. Lo mismo ocurre con términos tales como “fuerza” “vida”,  “realismo” o “impacto”, que surgen desde lo afectivo pero que tienen escaso poder para servir de base a un tratamiento eficaz de la imagen; en una discusión entre un fotógrafo y un impresor, o entre un cliente y un fotógrafo,  estos  términos suelen servir para confundir aún más las cosas. La psicología y la antropología han estudiado a través del relativismo lingüístico cómo el lenguaje afecta la manera en la que pensamos el mundo. Lo que digamos acerca del color afectará el modo en el que interactuemos con él. Podemos recurrir a valores numéricos que representen un color, por ejemplo los valores RGB o CMYK, pero para tener sentido estos valores deben estar en relación a un espacio de color determinado y específico.  Además, los humanos no podemos imaginar un color a partir de una coordenada de tres valores numéricos absolutos, siempre necesitaremos un dispositivo como una computadora o una guía impresa de color para traducir estos valores numéricos a colores....
Sigue aprendiendo con nosotros!

Sigue aprendiendo con nosotros!

Recibe información sobre nuestros cursos junto a lsa novedades mas interesantes sobre fotografía.

Tu suscripcción ha sido exitosa!

Pin It on Pinterest