Un espacio de color, en cambio, es un modelo más específico, en el cual establecemos cuales colores exactamente forman parte de cada espacio.

Los espacios de color pueden ser absolutos, como el Adobe RGB o el sRGB o relativos a la gama de colores de un dispositivo determinado, como una impresora o un monitor Los espacios de color relativos a dispositivos de impresión se conocen también como perfiles de color, y sirven para simular en Lightroom o en Photoshop como quedará una fotografía impresa en un determinado dispositivo.