Fué muy divertido, si bien los modelos estaban acostumbrados a participar de certámenes y posar, la verdad es que lo hacían cuando tenían ganas y nosotros, mientras tanto, esperábamos y recordábamos los libros sobre conducta animal de Desmond Morris. Para serenar a ls animales, todos los que trabajabamos en la toma nos poníamos en círculo, sin mirarlos. Eso hacía que se desconectaran de nosotros y pudieran retomar mas tarde la tarea de posar.

Gato

Hairdressing del gato

Como todos debían posar sobre el mismo sillón, los expertos nos dijeron que el gato debía ir en último término, para no dejarle su olor a los perros. Parece que el olor a perro no molesta a los gatos.

Fotografía en estudio del gato

En plena actuación gatuna

La luz fué así: un flash 500 W/s rebotando en un telgopor grande  a la derecha y a 45 grados de la cámara, un flash 500 W/s rebotando  al techo para planchar el fondo y un tercer flash 500 W/s rebotando en un telgopor  en forma lateral al eje de la cámara para trabajar el volumen del sillón. Para el gato agregué un disco plateado desde abajo, para mejorar el brillo del pelo.

Todas las tomas se hicieron en Formato RAW, haciendo  el balance de blancos en la post-producción con  una Digital Grey Kard

En esta producción fotográfica con animales, el gato fué el que menos tiempo nos llevó, y obviamente los cachorros fueron quienes  mas trabajo dieron.

Agencia: Pólux
Director Creativo: Marcelo Rodríguez
Fotógrafo: Mariano Molinari
Fotos documentación: María Rodríguez D´Albano

0/5 (0 Reviews)