HDDSLR

 

Podríamos imaginar dos escenarios.

En uno, estas cámaras son simplemente una herramienta. Los realizadores audiovisuales comprarán una HDDSLR al precio de una semana de alquiler de una cámara profesional de video, disfrutarán de un dispositivo de captura pequeño y liviano que puede instalarse en cualquier parte y los fotógrafos adquirirán la misma cámara para crear fotografías que serán impresas sobre papel con gran calidad. Nadie se preocupa por nada.

En el otro, los realizadores audiovisuales comprenden que además de grabar videos pueden crear imágenes fijas de gran tamaño a partir de los mismos contenidos,  los fotógrafos se dan cuenta que ciertos acontecimientos pueden registrarse mejor  en movimiento, y que sus conocimientos requieren un upgrade simple para acceder a un mercado más amplio.

También pueden ocurrir baños de realidad al superponerse  el video y la fotografía. Veamos algunos  casos reales. Un fotoperiodista colombiano me cuenta que en el diario en el que trabaja la han dicho que si está ante una gran noticia debe grabar además la secuencia de video correspondiente, para la edición on-line y la TV. Y que ante la duda, prefiera el video, del que seguramente podrá extractarse una imagen fija para la edición de papel. Una pareja que planea su casamiento  le  pide al  fotógrafo que contrataron  que les recomiende un realizador de videos “…así, con tu misma onda…”. Una empresa de diseño web propone a un hotel un sitio con  fotografías y videos. ¿El fotógrafo participa del negocio total de la imagen o deja que los videos los haga un realizador audiovisual, que además está en condiciones de ofrecer fotografías? Ejemplos de este tipo hay todos los días…

Más allá de la existencia de un lenguaje específico del cine o el video, y de otro fotográfico, cabría preguntarse si la omnipresencia de los dispositivos on-line no nos traerá un nuevo tipo de imagen, algo así como una fotografía “con” movimiento.  Observen que en los casos citados me refiero a video “mudos”, sin personas hablando. Son  imágenes animadas con un montaje lineal, o inclusive tomas únicas, planos sin corte. Se trata  de fotografías dotadas de movimiento.

A continuación, les contamos algunas de las primeras observaciones prácticas que hemos hecho usando réflex digitales que graban video, las HDDSLR. Las pruebas que hemos realizado demuestran que la calidad del video HDDSLR es muy consistente a través de los diferentes niveles de cámaras. No hay tanta diferencia entre las prestaciones en video de una réflex digital de nivel básico y una de alta gama, como ocurre en fotografía fija, siempre que ambas graben en Full HD, es decir en 1920 x 1080 píxeles.

Profundidad de campo

El sensor de una réflex digital es de mucho mas grande que el de una cámara de video, por lo que la profundidad de campo será mucho menor. Esta una de las  diferencias principales  entre ambos tipos de cámara, y que sorprende a los realizadores de video con su look cinematográfico y sus círculos de confusión bien formados en los fondos.

Sensibilidad

El aumento de sensibilidad, por ejemplo de ISO 200 a ISO 3200 se traduce en una pequeña pérdida de definición, más que  un aumento del ruido de imagen. Esto quizás se deba, justamente, a un algoritmo de reducción de ruido en el que se prioriza la continuidad y suavidad de una imagen por sobre su nitidez. En la práctica quiere decir que podemos trabajar a más sensibilidad con menos ruido. El ruido varía de acuerdo a los colores y, obviamente, el tono piel es el que menos ruido presenta porque el firmware ha sido optimizado para eso.

Hardware y Software

Para visualizar ( y editar)  un video obtenido con una HDDSLR usted necesitará una computadora equipada con un procesador Dual Core como mínimo. ¿Que significa esto? Que la guerra por producir microprocesadores cada vez más veloces se vio frenada por el calor. Enfriar tantos Megahertz de velocidad se volvió imposible, por lo que los fabricantes optaron por colocar varios procesadores juntos, dando origen a la era Multi-core.

Procesadores Intel - Curso de fotografi digital

Procesadores Intel

Adobe Premiere CS5 es el software más adecuado para los fotógrafos que quieren ingresar al mundo del video, pero  para su buen funcionamiento en video   HDDSLR   necesitamos contar también con una buena placa de monitor. Hemos obtenido resultados felices con las placas nVidia de la serie Quadro, a partir del modelo FX 580, con las que  se puede editar y visualizar el material con total fluidez.  Por supuesto es necesario contar con los últimos drivers. Y 4 Gb de RAM serán aconsejables.

Placa de video

Placa de video nVidia Quadro fx 580

Salida

La calidad total de un video HD puede sólo ser apreciada en una TV HD, es decir, en un display que nos muestre 1920 x 1080 a 24 o 30 fotogramas por segundo. Existen muchos televisores HD ready o HD compatible, que pueden representar el video HD, en su proporción 16:9 pero que no son HD full.

La grabación es otro tema. La  máxima calidad que permite un DVD es de 720 pixeles  x 576 pixeles  con un data rate máximo  de 11  Mbps en tanto que un Blu Ray  puede almacenar  videos de  1920  px x 1080  px  con un data rate de entre 36 y 54  Mbps, dependiendo del códec empleado.

Puede decirse que para apreciar la calidad de una HDDSLR debemos contar con un televisor HD verdadero y una grabación en discos Blu Ray?

Sí y no. Comparando resultados ganará la imagen HD “verdadera”, pero lo cierto es que aún en videos reducidos para su visualización en You Tube o en el formato FLV, pueden apreciarse las altas  prestaciones de las HDDSLR.

Estamos ante una nueva revolución que entre tantas otras puede pasar inadvertida, pero a la que, sin dudas, debemos prestarle muchísima  atención.

 

Mariano Molinari

0/5 (0 Reviews)