En la página pueden verse algunos videos que nos recuerdan las filmaciones de bodas de la década del setenta, pero podemos identificar autos, vestidos y otros elementos actuales.

Los colores, las texturas y hasta los “defectos” del super-8 generan una estética especial, difícil de imitar de forma digital.

Para ver la película no es necesario salir a comprar un proyector Super-8 a una feria de antigüedades! La entrega se realiza en Super 8 pero también en formato Blue-Ray o DVD. La película es digitalizada en Alta Definición obteniendo una imagen con las mejores características del negativo en un soporte digital HD.

0/5 (0 Reviews)