Lightroom ya no es más un programa incipiente o una versión Beta con posibilidades. Photoshop y Lightroom son dos programas «adultos», que hacen muy bien las cosas, pero en diferentes circunstancias  y por distintos caminos, con lo que la elección de uno u otro pasará más por las preferencias personales y por el tipo de trabajo que hagamos. Photoshop queda orientado al retoque, en tanto que Lightroom pone el acento en la calibración de los archivos.

Lightroom tiene cinco partes o pasos: Biblioteca, Revelar, Proyección, Imprimir y Web a los que podemos acceder en la parte superior derecha. Cada una de estas instancias nos va a permitir trabajar en un parte concreta del proceso digital.

Biblioteca

Quizás esta sea la parte más difícil de comprender conceptualmente. Empleando Photoshop, ese viejo dinosaurio que se reencarna cada 18 meses, accedemos a las fotos a través del esquema de unidades de disco, carpetas y subcarpetas contenedoras de archivos.

No cabe duda que esa instancia de organización está superada, pero a muchas personas les resulta cómodo y operativo pensar en el funcionamiento de la computadora en esos términos, recuperando  información en una estructura jerárquica y ramificada. Sin embargo, aplicaciones como iTunes o Twitter nos permiten pensar que es posible manejar la información por su relevancia, por sus conexiones conceptuales o por los procesos del propio trabajo que estamos haciendo, más que por un sistema jerárquico fijo. Cuando usamos iTunes no vemos carpetas, sino temas musicales, programas o radios on-line.  Lightroom hace funcionar nuestra mente de esa manera.

Para empezar a trabajar, crearemos un catálogo de fotos. Esto no implicará copiar archivos a una carpeta, sino que simplemente crearemos una base de datos con vínculos a los archivos originales, y visualizaremos ese catálogo como un “objeto virtual”.

Por supuesto podemos copiar fotos y crear catálogos copiando imágenes, pero esa no es la idea.
En la práctica  el  procesado de nuestras fotos  se inicia creando un nuevo “Catálogo”  e importando a él, mediante una copia, las fotos que hay en nuestra tarjeta de memoria.

A través de la opción importar fotografías que encontramos en el menú descolgable superior podremos ejecutar las opciones Copiar, Mover o Añadir. En este caso podemos importar a un catálogo que se llame, por ejemplo, Fotos Córdoba, todas las fotos que hemos tomado en unas vacaciones. Luego, dentro de ese catálogo crearemos “Colecciones”  que podrán contener paisajes, retratos o instantáneas. Si bien veremos las fotos por separado, en realidad la colección y el catálogo lo único que hacen es apuntar a la localización de los archivos originales en nuestro disco rígido. Podemos crear innumerables “Colecciones” que puedan implicar diferentes catálogos. Una “Colección” podría incluir fotos provenientes de diferentes “Catálogos”, por ejemplo paisajes provenientes de diferentes viajes. La organización ya no está basada en fotos duplicadas a través de carpetas sino que se arma en base a relaciones.  El concepto de base de datos relacional es viejo, pero por primera vez lo vemos aplicado a programas fotográficos.

Para visualizar un catálogo podemos ir a  Archivo/Abrir Catálogo/ y elegiremos el archivo  .lrcat correspondiente. Luego podremos organizar nuestras colecciones, e inclusive, optar por la realización de “Colecciones Inteligentes”, basadas en Metadatos creados por la cámara o agregados por nosotros al archivo. Así resultará posible seleccionar todas las fotos con determinados metadatos o fechas. También podremos quitar o agregar fotos de la colección.

En la Biblioteca veremos sobre la derecha un botón para “Revelado Rápido”,  para hacer correcciones de  exposición y contraste sencillas sobre archivos JPG, DNG o RAW, que resulta ideal para todos los fotógrafos que tengan que manejar grandes cantidades de fotos con ajustes de densidad y contraste. También se pueden asignar desde aquí ajustes preestablecidos de color y efectos.

Lightroom escribe automáticamente los ajustes y metadatos de ajustes en el catálogo. También es posible indicar a Lightroom que escriba los cambios en los archivos XMP, para que los cambios realizados en Lightroom sean reconocidos por otras aplicaciones como Photoshop.

Biblioteca Lightroom

La opción Biblioteca con los paneles laterales apagados

Biblioteca Lightroom

La opción Biblioteca con los paneles laterales encendidos. A la derecha se puede observar la ventana de Revelado Rápido, para no complicarse la vida en el momento de corregir nuestras fotos.

Revelar

En esta instancia  podemos controlar todos los ajustes de exposición, balance de blanco, y detalle que controlamos en Photoshop a través del módulo Camera RAW.  Aquí también podemos programar Lightroom para que escriba los ajustes en el archivo XMP.

La calidad de los ajustes es la misma en Photoshop que en Lightroom, siempre que comparemos una misma versión del módulo RAW, en este caso es el módulo RAW 6 compatible sólo con Photoshop CS5.  Sin embargo, Lightroom cuenta con algunos métodos de evaluación más sofisticados, por ejemplo la herramienta de balance de blanco permite ver un zoom  del punto de la imagen que vamos a clickear, junto con sus valores RGB. En Photoshop podemos habilitar y deshabilitar las correcciones, pero no es posible  comparar dos correcciones del  mismo archivo. En Lightroom, en cambio,  podemos ver  una pantalla que nos presenta el archivo con y sin corección, comparando en el mismo momento los ajustes. Esto resulta muy práctico y permite disipar dudas.

La solapa de correcciones de  lente ofrece la posibilidad de cargar perfiles de lentes provistos por los fabricantes o creados por el usuario con el Adobe Lens Profile Creator, que ya hemos reseñado en números anteriores y que permite corregir la distorsión curvilínea, la aberración cromática y las viñetas.

La calibración de cámara es otra mejora enorme del módulo RAW 6.0, presente en Lightroom 3 y en Photoshop CS5. Sabemos que cada modelo de cámara registra el color de una manera diferente. Inclusive puede haber variaciones entre diferentes unidades  de la misma cámara. Mediante una carta de colores como la Color Checker Passport  y el software correspondiente  podemos crear un perfil de cámara que normalice  la respuesta de nuestro sensor. No hay que confundir, sin embargo, la calibración de cámara con el balance de blanco a medida.

Revelar Lightroom

Aquí se despliegan las mismas potencialidades del módulo Camera RAW 6.0 en Photoshop, incluidas la calibración de cámara, la corrección de lente y las correcciones locales

Proyección

Desde proyección es posible crear secuencias de fotos que pueden verse directamente desde Lightroom o guardarse en formato mp4 para ser vistas en Internet o en un dispositivo de video HD. Las secuencias pueden programarse a partir de  diferentes plantillas personalizadas y resulta posible agregarles música.

Proyeccion Lightroom

La opción de proyección nos habilita a la proyección directa desde Lightroom o a la grabación de un archivo mp4 de video. Puede agregarse sonido.

Impresión

En este módulo podemos configurar tareas de impresión para enviar a una impresora conectada al equipo o  guardar como archivos JPG para enviar al laboratorio. No se trata, por supuesto, de un software de edición de fotolibros, pero puede  usarse para desarrollar procesos sencillos de impresión usando como punto de partida la opción “Conjunto a medida”

Imprimir Lightroom

La fase de edición. No es un programa de puesta en página, pero se acerca mucho

Web

Web Lightroom

Quizás la menos útil de las opciones. Para los usuarios hay alternativas mas flexibles, y para los que programan es muy rígida. Util para webs off-line, que corran desde una computadora.

Otras características:

Desde Archivo/Captura puede comandarse una cámara Canon o Nikon conectada a la computadora mediante un cable USB, dispararla y controlarla desde nuestra computadora. Esto resultara muy útil para secuencias en estudio, catálogos y tomas con la cámara en posiciones difíciles. También es posible un modo ágil de conectarse con una cuenta de Flickr, y hay varios plugins específicos que pueden instalarse para complementar funciones.

Algunos fotógrafos encontrarán Lightroom indispensable, en tanto que otros preferirán continuar usando otras opciones. Lo cierto es que Lightroom ha dejado de ser una simple curiosidad.

Mariano Molinari
(Copyright Mariano Molinari)

0/5 (0 Reviews)