La técnica en sí misma es bastante simple. Consiste en retratar una persona o maniquí vestida con una prenda y luego reemplazar las zonas de la misma que están obstruidas por la figura por partes de la prenda capturadas por separado.

Sirve esto para ahorrarse a los modelos? Es una buena pregunta, pero hay que recordar que si bien cualquier persona de proporciones medianas sirve para hacer este trabajo (incluídos asistentes, amigos, familiares y hasta el propio fotógrafo) el ensamble de las diferentes capturas llevará bastante tiempo. No obstante, puede considerarse este proceso como un intermedio entre los catálogos de ropa con modelos y las fotos para catálogos de prendas estiradas sobre un fondo que, dicho sea de paso, a veces son más engorrosas de realizar que las propias tomas con modelos vistiendo la ropa.

No se trata de una elección berreta a priori, grandes marcas como Columbia Sportswear y otras eligen este método para sus catálogos on-line. Quizás este sistema impida la identificación con los modelos, genere el deseo del consumidor de estar dentro de la prenda vacía o permita una mejor evaluación de ropa con ciertas funcionalidades.

No es un trabajo fácil, la gestualidad es importante, la resolución técnica debe ser impecable y hay que saber cuando ofrecer una cotización de este tipo. O estar preparado para cuando nos la pidan.

Tips Básicos:

Realizar las tomas de la prenda colocada y de los reemplazos con la misma iluminación y en la misma posición.

A veces son necesarias dos personas para sostener la ropa. Es mas práctico hacer «actuar» la prenda como una marioneta que hacer fijaciones rígidas con trípodes y soportes.

Una vez realizada la toma de base, colocamos la imagen en una capa y borramos las partes visibles del modelo. Luego, en una capa colocada por debajo, hacemos aparecer los pedazos de prenda faltantes. Una buena idea hacer las tomas de reemplazo con esta capa ya creada y calada, y ver si se van ajustando los parches a medida que los fotografiamos.

El trabajo con canales alfa es útil porque permite ir y venir, habilitando y deshabilitando la mezcla de las diferentes capas.

Como las aplicaciones se hacen en cavidades (capuchas, mangas, interiores de cuellos), es imprescindible pintar sombras internas para dar la impresión de volumen.

Paso a Paso:

01) Fotografía con modelo o maniquí – 02) Detalle para cuello – 03) Detalle para manga – 04) Ajuste de capas – 05) Recorte de fondo – 06) Foto final

Mariano Molinari
(Copyright Mariano Molinari)


Informate sobre nuestros cursos de fotografía presenciales…

Informate sobre nuestros cursos de fotografía Online…


0/5 (0 Reviews)