El esquema básico de la polarización. A la izquierda vemos la fuente de luz emitiendo en todos los planos. En el centro hay un polarizador que permite solo el paso de las ondas que vibran verticalmente. Si colocamos un segundo polarizador cruzado, la luz se extingue completamente.

Filtros polarizadores en la toma fotográfica

La gran mayoría de los efectos y correcciones que podían lograrse mediante el empleo de los filtros ópticos de cámara pueden obtenerse hoy mediante el uso de las herramientas digitales.

En efecto, hasta hace algunos años los fotógrafos debíamos contar con el auxilio de filtros conversores o correctores de temperatura color al fotografiar en negativo o transparencia color. Pero las posibilidades de control en la cámara y, principalmente, en la computadora han hecho su uso inútil.

El uso de filtros de color al emplear película blanco y negro ha mutado en la herramienta Blanco y Negro de Photoshop, que permite traducir a diferentes grises los colores de la fotografía, y que funciona tanto dentro el propio programa como en el módulo RAW. Podemos así elegir que colores adjudicaremos a los distintos valores de gris de la imagen y, eventualmente, mezclar dos tipos de filtración en zonas diferentes de la misma foto.

En la valija de los filtros fotográficos ha quedado solamente el polarizador. Las correcciones que podemos aplicar con este filtro no pueden obtenerse en post-producción digital.

Comparación filtro polarizador

01: Reflejo del sol en la madera durante un día semi-nublado. 02: La misma toma empleando el polarizador. La toma con brillo es mas linda, pero mi cliente eligió la que carece de brillo, porque se adaptaba mas al diseño y a la comunicación que quería hacer.

Que es un filtro polarizador?

Las ondas que componen un rayo de luz se desplazan en diferentes ángulos con respecto al sentido de su propagación. Tendremos así ondas desplazándose de modo horizontal, vertical, y en todos los posibles ángulos intermedios.

Un filtro polarizador permite una transmisión selectiva en un ángulo determinado de esta propagación. El filtro polarizador es como una reja que deja pasar únicamente la luz que oscila en el mismo plano de sus barrotes.

Los filtros fotográficos de polarización están hechos de un material llamado Polaroid, un plástico cuyas cadenas moleculares han sido orientadas durante su fabricación en un solo sentido. Una fina lámina de este material es colocada entre dos láminas de cristal y puesta en una montura circular con giro libre, que se ajusta al objetivo de la cámara fotográfica.

El Polaroid fue inventado por el Dr. Edwin Land en 1928, y dio su nombre a la empresa que lo fabricaba y que luego sumaría otro invento genial, la fotografía instantánea basada en la transferencia de colorantes por difusión. También le dio una fortuna al Dr Land.

Hay dos categorías de filtros polarizadores: lineares y circulares. El polarizador linear es más efectivo y económico, pero puede confundir a los sistemas de auto enfoque y medición de la exposición de las cámaras de película y digitales, que emplean internamente semi-espejos y polarización.

El circular es menos efectivo pero no produce este tipo de problemas.

Personalmente apuesto por el linear, porque creo que la fotografía de estudio o paisaje que se hace empleando polarización requiere también exposición y enfoque manual, aunque es justo reconocer que esto no es aplicable a todos los géneros fotográficos.

Sin filtro polarizador

El esquema de iluminación empleado. Aquí no hay filtro de polarización.

Con filtro polarizador

El esquema de iluminación es el mismo pero agregamos un filtro polarizador

Controlando el brillo de superficie

El brillo de superficie de un objeto depende del índice de refracción de la superficie del material que lo compone y del ángulo de incidencia de la luz sobre el mismo con respecto al eje de cámara. Podemos encontrar objetos de idéntico color, pero con distinto brillo de superficie. El ejemplo mas claro de esto sería un objeto pintado con esmalte brillante y un objeto pintado con esmalte del mismo color, pero de superficie mate.

Cuando un rayo de luz es reflejado por una superficie brillante es particularmente rico en radiaciones luminosas que oscilan en diferentes ángulos, por lo que su intensidad puede controlarse mediante un filtro de polarización.

De este modo podremos evitar los brillos de las superficies permitiendo la visualización de los colores que hay debajo de esos brillos.

Este control será más eficiente en un ángulo de 30 a 40 grados, de forma que si ubicamos la cámara en un ángulo de 37 grados con respecto a una superficie brillante y giramos un polarizador delante de ella, podremos eliminar todos sus brillos. Esta técnica se aplica en el estudio cuando fotografiamos un producto sobre la mesa de vidrio con un fondo iluminado visto a través de esta. Si ubicamos la cámara en un ángulo aproximado de 37 grados eliminaremos el reflejo del objeto sobre el vidrio. Las sombras no existen debido al apoyo del objeto sobre el vidrio transparente.

Así obteníamos fotos de objetos recortados sobre fondo blanco antes de la aparición de la fotografía digital, o los objetos suspendidos sobre un fondo de color. Hoy, todavía, esta técnica es más económica que recortar digitalmente. Debemos tener en cuenta el peso de los productos sobre el vidrio. A mayor peso, mayor espesor de vidrio.

Debe tenerse en cuenta que no pueden polarizarse los reflejos metálicos, y que ciertos objetos de plástico transparente fabricados por inyección pueden verse con halos de color al ser polarizados, en un fenómeno llamado bi-refringencia.

En la fotografía de estudio podemos controlar los brillos de cajas y envases barnizados o laqueados, así como algunos planos de botellas y envases de vidrio.

Otra aplicación importante es la reducción de reflejos en ventanas, vidrieras y también en superficies de líquidos, ya se trate de una pileta de natación o de un vaso de jugo.

Los brillos en la superficie de las hojas de vegetales pueden controlarse con gran eficiencia, pero es importante aclarar que no toda eliminación del brillo se traduce en una mejora de la fotografía. Eliminando brillos podemos eliminar las formas de los objetos!

Las moléculas de la atmósfera dispersan la luz del sol en planos con distinta angulación, principalmente en la longitud de onda correspondiente al azul (efecto Tyndall).

Es posible polarizar esta luz, eliminándola y oscureciendo el cielo azul. La mayor intensidad de polarización se logra en un ángulo de 90 grados con respecto al sol. Para comprobar que zonas del cielo se oscurecerán, basta apuntar con el dedo índice al sol formando un ángulo recto con el pulgar, que nos indicará la zona de mayor polarización. Debemos tener en cuenta que cuando empleamos objetivos granangulares en paisajes, incluimos extensas zonas de cielo que pueden no estar en ángulo de 90 grados con respecto al sol, con lo que el cielo no resultará polarizado en esa área.

La capa grasosa brillante de la piel humana puede polarizarse, pero el resultado es raro, porque la eliminación de los brillos provoca alteraciones en la percepción del volumen. No aconsejamos su uso en fotografía comercial, pero si usted quiere experimentar…

Al fotografiar ventanas, vidrieras o cualquier objeto de vidrio, el polarizador es indispensable.

El polarizador tiene un factor de filtro alto, entre 1 y 2 puntos de diafragma, por lo que será importante prevenir esto al preparar la luz o regular la sensibilidad de la toma. El coeficiente es variable, dependiendo de la cantidad de luz polarizada

Las reproducciones de cuadros cambian mucho con la polarización, sobre todo en pinturas al óleo con mucho relieve. Las pinceladas, que en cuadros con mucha «materia» pueden ser verdaderos «objetos» de hasta 1 cm. de espesor o más pueden dar diferentes resultados, para bien o para mal. En la era digital, hacemos dos disparos, con polarizador y sin él, y luego elegimos la mejor foto. Una técnica refinada para iluminar cuadros consiste en la utilización de láminas de filtro polarizador en las fuentes de luz, sin emplear filtro en la cámara.

Antes de hacer ciertas fotos, es bueno dar un giro al polarizador. Aunque más no sea, para ver que ocurre.

En la próxima nota trataremos la polarización aplicada a la visualización de fotografías y a su influencia en la fabricación de los monitores LCD.

01 – Un producto en la mesa de vidrio, con un fondo de color por detrás. 02 – La misma toma con el fondo polarizado completamente. El eje de cámara está a 38 grados con respecto a la superficie del vidrio.

Mariano Molinari
(Copyright Mariano Molinari)


Curso OnLine de Iluminación

Curso OnLine de Iluminación

Curso OnLine de Iluminación

Aprende a manejar y a controlar la iluminación de las fotografías, obteniendo un correcto balance tonal y cromático, y mejorando la calidad y la expresividad del trabajo final.
Para hacer este curso de iluminación Online no es indispensable contar con equipos complejos de iluminación, los ejercicios pueden ser realizados con cualquier fuente de iluminación, incluso lámparas caseras.
Lo importante es aprender el comportamiento de la luz, sus modificadores y sus posiciones con respecto a los motivos fotográficos. El fotógrafo decidirá después si le conviene emplear lámparas o flashes de estudio, luz natural o flashes automáticos o dedicados.

Ingresa aquí para conocer más sobre el Curso OnLine de Iluminacion
https://aula.molinaripixel.com.ar/ficha/curso-de-iluminacion/

 

 

0/5 (0 Reviews)