Primero lo primero

La primera vez que se abre Photoshop luego de ser instalado, nos pide que definamos un espacio de color para trabajar. Esto puede ser modificado a posteriori, dirigiéndonos a Edit | Edición en la barra de menúes superior (en Windows) o al menú Photoshop (en Mac) y de allí a Color Settings | Ajustes de color, o también, presionando Shift+Ctrl+K (Windows) o Shift+Cmd+K (Mac) en el teclado. Se nos abrirá entonces una ventana donde podremos configurar los espacios de color con los que trabajaremos. En la versión CS2 es probable que no encontremos el ajuste de Preimpresión de Europa (Europe Prepress Defaults) hasta que presionemos el botón More Options | Más Opciones, que se encuentra a la derecha de la ventana. ¿Qué es un espacio de color? En la nota Gestión de color podremos encontrar más información con respecto a los ajustes de color que necesita el programa.

Las preferencias

Otras opciones que nos van a facilitar la vida al momento de trabajar las podremos encontrar en la ventana de Preferencias presionando Ctrl+K (Windows) o Cmd+K (Mac). Aquí encontraremos que podemos modificar primero las opciones generales del programa. Podremos ver que tenemos opciones del tipo de seleccionador de color que deseamos usar, opciones para indicar cómo queremos que Photoshop maneje la interpolación de imágenes, el tamaño del texto en pantalla, la cantidad de estados que se guarden en la paleta History | Historia, otras opciones para el manejo de la interfaz gráfica de Photoshop y la opción de poder guardar esta historia. También hay más opciones, además de las generales, para indicarle al programa cómo queremos que maneje los archivos, muestre los punteros, maneje las transparencias, definia las unidades de medida (cm., píxeles, pulgadas), color y tipo de líneas guía, los discos rígidos (recordemos que no es recomendable usar el disco de sistema como disco de intercambio para Photoshop), la memoria (cuanto más, mejor), y algunas opciones de texto.

Preset Manager | Gestor de ajustes prestablecidos

Se encuentra en el menú Edit | Editar. Desde aquí podremos manejar en forma general los pinceles, paletas, degradées, estilos, etc. Podemos imaginarlo como un panel de control general para todos ellos,aunque, como veremos a continuación, también podremos cambiarlos desde cada herramienta individual.

Empecemos con los Brushes | Pinceles

Como ya sugerimos en la nota Haciendo y modificando nuestros marcos, podemos agregar una gran cantidad de pinceles a Photoshop y así poder ampliar nuestra gama de opciones a la hora de crear. Podemos encontrar muchos pinceles gratuitos en la Red, donde se ofrecen todo tipo de puntas nuevas. Uno de ellos es Photoshop Brushes, otra es 500ml, y otra es V-Brush. Muchos de ellos están comprimidos en formato .zip, que podremos abrir con distintas aplicaciones como Winzip para Windows o ZipIt para Mac. Estos archivos descomprimidos tienen extensión .abr, por lo que deberemos copiarlos en alguna carpeta de nuestra preferencia. Una vez hecho esto, abriremos Photoshop, seleccionaremos la herramienta Brush|Pincel (presionando la tecla B del teclado), ir a la barra de herramientas superior donde dice Brush|Pincel, y ahí iremos a la flecha que se encuentra la derecha en la ventana que se despliega, como muestra la figura.

Iremos entonces a Load Brushes | Cargar Pinceles, y en la ventana que se abre seleccionaremos el archivo .abr que copiamos con anterioridad a esta carpeta y daremos el Ok.

¡Listo! Ya tenemos cargados nuestros nuevos pinceles. Sólo hay que deslizarse ahora hacia abajo en la ventana de selección de pinceles y podremos usarlos (normalmente los pinceles recién cargados se encuentran debajo de todo).
También podemos guardar los pinceles que creamos cuando modificamos el tamaño, dureza, forma, etc. de manera similar.

En la tercera parte de Haciendo y modificando nuestros bordes y marcos podemos ver otras opciones para modificar esta herramienta.

¿Y los demás?

Los Degradées (Gradients), los Motivos (Patterns), los Estilos (Styles) y demás funcionan de la misma manera que los pinceles, por lo que podremos administrarlos de manera similar a la anterior. Vimos en la nota Cómo hacer una marca de agua cómo usar los estilos.

Agrupando las paletas

Por defecto, Photoshop trae las paletas agrupadas de cierta manera que para los programadores les pareció que era la forma ideal de trabajar. Pero nosotros podremos agruparlas para adaptarlas a nuestro estilo de trabajo, por ejemplo teniendo resumidas en un sólo grupo las paletas más usadas. Hacerlo es muy sencillo, simplemente deberemos arrastrar la paleta que queremos mover hacia el grupo donde lo queremos tirar (clickeando con el botón del mouse sobre el nombre de la paleta). Aquí podemos ver una manera de agrupar las paletas más usadas en un sólo grupo:

Otra manera de tener a mano las paletas más usadas es utilizando el Palette Well o pozo de paletas, que se encuentra en la barra de herramientas superior a la derecha. Sólo se ve si estamos trabajando con nuestro monitor a resolución de 1024×768 pixeles o más. Allí también podemos arrastrar las paletas que usamos más frecuentemente.

Mariano Molinari
(Copyright Mariano Molinari)

0/5 (0 Reviews)