Iluminando con poca luz - Curso de iluminación

Iluminación con poca luz

 

Esta foto está iluminada por una linterna LED de alta intensidad de 6500 K, dirigida al rostro de la modelo.

El fondo está iluminado por una lámpara halógena BiPin de 250 watt, que produce una dominante amarillo-rojiza  si la comparamos con los LED  de 6500 K montada en una bandeja de telgopor de las usadas para alimentos.

El balance de blanco del  archivo RAW  fue ajustado con una carta gris y se aplicó un perfil de cámara específico creado con Color Checker  Passport. Hay un sencillo  retoque de piel en Photoshop.

 

Iluminando con poca luz - Curso de iluminación

 

Iluminación con poca luz

 

Aquí iluminamos con  una lámpara dicroica común colocada en la posición o Butterfly, llamada  así  porque produce una sombra de la nariz similar a una mariposa.

La exposición, el maquillaje y el proceso digitales son similares a la toma anterior. Como el espejo de la dicroica emitía reflejos verdosos, convertimos la imagen a B&N

 

Iluminando con poca luz - Curso de iluminación

 

Iluminación con poca luz

La luz proviene de una lámpara de bajo consumo de 18 watt, montada en un reflector FRD  “vintage”. El relleno desde debajo de la cara de la modelo está hecho con papel de aluminio de cocina, apoyado sobre la mesa. También empleamos el mismo postproceso.

 

Iluminación con poca luz

La linterna Led y su soporte

 

Iluminación con poca luz

Una lámpara BiPin con su transformador y una pantalla reflectora creada con una bandeja de telgopor

 

Iluminación con poca luz

Lámpara dicroica común, montada en un trípode

 

Iluminación con poca luz

Un viejo reflector de estudio equipado con una lámpara de 18 watt de bajo consumo

El precio de una fuente de luz tiene dos variables: potencia, es decir la cantidad de luz que produce  y  consistencia, que es la constancia del color de la fuente y su compatibilidad con otras fuentes similares.

Al trabajar con cámaras de alta sensibilidad, ópticas luminosas y sistemas de control de color por software, podemos  emplear con éxito muchas fuentes de luz de baja potencia y rendimiento de color desconocido  que antes hubiéramos desechado.

No quiere decir esto que debamos prescindir por completo de los flashes dedicados o de estudio, irreemplazables en muchos casos.

Pero lo cierto es que cada vez resulta más fácil fotografiar con la luz disponibleen el ambiente, ya se trate de luz disponible o  fuentes improvisadas, produciendo resultados más ágiles y personalizados.

Mariano Molinari

 


Informate sobre nuestro curso básico de iluminación presencial…

Informate sobre nuestro curso avanzado de iluminación presencial…

Informate sobre nuestro curso de iluminación a distancia…

 


Pin It on Pinterest

Share This
Subscríbete a nuestro newsletter

Subscríbete a nuestro newsletter

Recibe mensualmente la información sobre nuestros cursos y las novedades mas interesantes sobre fotografía.

La suscripcción ha sido exitosa!