Cómo capturar una pantalla

Las computadoras lo invadieron todo. No sólo las encontramos hoy como auxiliares del trabajo del fotógrafo, sino que ahora, además, son modelos. En efecto, muchos de los trabajos que nos piden a los fotógrafos incluyen una computadora dentro de la imagen. Como todas las profesiones han sido computarizadas, las imágenes de médicos, abogados, diseñadores, o estudiantes usando computadoras están a la orden del día. Cuando se trata de empresas de software o de capacitación, en muchos casos estas quieren que se vea la pantalla mostrando el producto informático en la toma, junto a un usuario compenetrado y feliz.

Vamos a describir algunos pasos importantes para realizar este tipo de tomas. En primer término, no es necesaria la propia computadora. Para ambientar la foto podemos usar únicamente un monitor, un mouse y un teclado apagados, sin CPU. El monitor se fotografía sin imagen, dado que luego aplicaremos la imagen del programa digitalmente.

La iluminación es importante, el rostro del usuario debe estar iluminado como si recibiese luz desde el monitor. La distancia al monitor debe ser menor a la usada normalmente, y la mirada del personaje debe estar dirigida un poco “afuera” del monitor, para que se puedan apreciar los ojos.

Para conseguir una pantalla óptima debemos capturarla, de modo que si debemos realizar una toma en un equipo de industrial o de medicina, generalmente conectado a un hardware especial lo ideal es llevarnos unos diskettes (nuevos, si es posible…) al lugar donde esté instalada la computadora cuya pantalla queremos representar. Si la computadora corre bajo Windows seguimos los siguientes pasos:

  1. Visualizamos la pantalla que queremos capturar.
  2. Presionamos en el teclado la tecla Print Screen, que en los teclados en español figura como Imprimir Pantalla. Puede ser que encontremos las abreviaturas Prnt Scr o Impr Pant. No ocurre nada visible.
  3. Nos dirigimos a Inicio/Programas/Accesorios/Paint, donde se inicia el procesador de imágenes que viene con Windows. No es un programa profesional, pero va a servir a nuestros fines. Recuerden que no estamos en nuestra máquina sino en la del cliente.
  4. Una vez abierto el Paint, vamos a Edición/Pegar y veremos cómo se pega en un nuevo archivo la captura de pantalla. ¿Qué hace la tecla Print Screen? Simplemente copia el contenido de la pantalla al portapapeles, desde donde lo copiamos al Paint. Guardamos el archivo con la extensión JPG o BMP y lo copiamos a un diskette.
  5. Puede ocurrir que en esa instalación de Windows no haya sido incluído el Paint, por lo que podemos recurrir al Excel, o al Word, donde pegaremos la imagen. Como se trata de un archivo de 1024 x 768 pixeles como mucho, el archivo de Excel, Word o el BMP entrará perfectamente en el diskette.
  6. Nos podemos retirar del domicilio de nuestro cliente con las tomas hechas y el diskette en el bolsillo. Si hicimos las tomas en el estudio, podemos instruir a nuestro cliente para que realice los pasos anteriores y nos mande las capturas de pantalla como archivos adjuntos por e-mail
  7. ¿Cuándo ocurre que no podemos aplicar este sistema? Cuando la pantalla que debemos representar pertenece a un programa que corre bajo un entorno propietario, no basado en Windows. En este caso, debemos recurrir al fabricante del Software para que nos facilite una dirección web donde podamos bajar capturas de pantalla. Esto es usual para los tornos numéricos u otras aplicaciones industriales.

Aplicando la imagen

Una vez frente a la computadora, abrimos en Photoshop el archivo donde se aplicará la imagen y seguimos los siguientes pasos:

1. Abrimos el archivo que contiene la captura de pantalla.

2. Copiamos su contenido a una nueva capa.

3. Vamos a editar/Transformar/ transformación libre - Edit/Transform /Free transform y llevamos la pantalla al tamaño deseado. Hacemos click derecho con el mouse y convocamos al menú contextual de transformaciones , donde elegimos la opción Perspectiva – Perspective. Allí ajustamos las fugas para que coincidan con las de la pantalla apagada del monitor real. Con clic derecho desde el menú contextual vamos a corregir perspectiva.

Aplicamos la correccion de perspectiva

4. Si estamos trabajando con una versión reciente de Photoshop, podemos acceder desde el menú contextual a la opción Warp, que nos permitirá recrear la curvatura de los monitores CRT (de tubo). Si trabajamos simulando un monitor plano, no será necesario un grado alto de Warp, pero es conveniente darle un poco, sólo para hacer que la imagen sea más “óptica”, más parecida a lo que hubiera generado un lente al fotografiar una pantalla real.

5. Podemos tratar la imagen de la pantalla con un poco de ruido para quitarle de dureza. Para eso vamos a Filtro/Ruido/Agregar Ruido - Filter/Noise/Add Noise

6. Finalmente, podemos dibujar con un pincel suave una pequeña sombra simulando la luz ambiente que cae sobre la pantalla. Ajustamos el nivel de iluminación y el color de la imagen de la pantalla y hemos terminado.

Mariano Molinari
(Copyright Mariano Molinari)

Compartir: Facebook Twitter Google+ Delicious Digg Reddit

Deja tu comentario »

*

* Obligatorio, pero no se mostrará